Clínica Remo y Clínica Ginecológica Ana Pérez Llamas presentan esta nueva unidad pionera en León que aporta soluciones para mejorar la funcionalidad y la estética de la zona vulvo-vaginal.

¿Qué es la ginecología laser?

En los últimos años se ha incrementado el número de mujeres que demandan soluciones funcionales y estéticas a diversas afecciones de las zonas íntimas.

Como respuesta a esta demanda nace esta subespecialidad médica de la Ginecología que permite la corrección funcional y estética y el rejuvenecimiento de la zona vulvo-vaginal.

La Ginecología Estética ha supuesto una revolución desde el punto de vista clínico y tecnológico, ya que aborda la patología ginecológica de forma integral, solucionando alteraciones morfológicas y funcionales.

Trastornos femeninos en la esfera íntima

A partir de los 30 años se pueden apreciar los primeros cambios naturales en la zona genital femenina. Por tanto, las pacientes que pueden beneficiarse de la Gineco-Estética tienen edades comprendidas entre aproximadamente los 30 y los 60 años de edad, es decir, desde mujeres jóvenes hasta mujeres maduras antes, durante y después de la menopausia.

Embarazo y parto

El parto es una vivencia fundamental en la mujer. En algunos casos, y tras varios partos de bebés de gran tamaño o partos gemelares, es frecuente la hiperlaxitud vaginal, es decir, la pérdida de la elasticidad en la vagina, que influye en la esfera sexual de las pacientes.

La episiotomía es un corte quirúrgico en el introito vaginal que se practica a la mayoría de las mujeres que han tenido partos vaginales. La cicatriz de la episiotomía puede generar dolor durante las relaciones sexuales.

Morfología de los órganos sexuales

Alrededor del 20% de las pacientes jóvenes presenta unos labios menores de longitudes dispares y aspecto muy grueso. Cuando sobresalen en exceso de los labios mayores, los labios menores pueden provocar molestias con el uso de prendas ajustadas o en la práctica de algunos deportes, como el ciclismo o la hípica.

 

Vaginismo

El vaginismo es una patología muy frecuente en mujeres jóvenes. Consiste en la contractura anormal de los músculos de la vagina, que dificulta o impide las relaciones sexuales.

Mujeres antes y después de la menopausia

En España, la media de edad en la que se inicia la menopausia es a los 50 años.

Hoy en día, la mujer de 50 años es y se siente joven, libre de prejuicios tradicionales, que no quiere renunciar a su vida de pareja.

Durante la menopausia se produce una reducción en la producción de estrógenos que suele acompañarse de atrofia vaginal y sequedad vaginal y vulvar, dos factores que dificultan las relaciones de pareja.

Además, la pérdida de estrógenos y otros factores como los partos traumáticos pueden provocar los síntomas de la incontinencia urinaria leve (grados I y II).

En algunos casos puede aparecer Liquen escleroso, enfermedad crónica de la vulva que suele producirse en el periodo posmenopausico pero puede aparecer a cualquier edad. Prurito intenso, ardor y dispareunia son los síntomas más comunes asociados a una alteración de la morfología vulvar con atrofia de los labios menores. La piel presenta cambios progresivos con adelgazamiento tomando un aspecto frágil pudiendo aparecer fisuras y erosiones en la piel vulvar y perianal.

La solución: el láser de CO2

Clínica Remo ha incorporado a su equipamiento el sistema láser de CO2 fraccionado diseñado específicamente para este tipo de aplicación ginecológica llamado MonaLisa Touch® que  tensa y tonifica los tejidos de la mucosa vaginal, estimulando la producción de colágeno. Sus peculiaridades únicas y exclusivas convierten a este sistema  en la solución ideal para el tratamiento, eficaz, indoloro y sin efectos colaterales, de la vaginitis atrófica y de otras condiciones de difícil solución como la laxitud vaginal, la incontinencia urinaria leve o los problemas íntimos ligados al postparto.

MonaLisa Touch® es hoy, la solución no quirúrgica y no farmacológica  más eficaz para prevenir y tratar la atrofia vaginal y sus consecuencias, síntomas que padecen muchas mujeres en la menopausia y en el postparto.

También es un instrumento quirúrgico de precisión que permite llevar a cabo intervenciones de cirugía de los genitales femeninos (labioplastia, remodelamiento vaginal, descapuchamiento del clítoris) garantizando eficacia, total seguridad y reduciendo el malestar postoperatorio.

Cómo actúa el Láser fraccionado de máxima eficacia sin efectos colaterales ni dolor

El láser CO2 actúa con delicadeza sobre las paredes de la mucosa vaginal a través del escáner correspondiente, provocando unas microlesiones imperceptibles pero necesarias para iniciar un proceso de neocolagenesis (producción de nuevo colágeno), de reorganización y reequilibrio de los componentes de la mucosa vaginal.

La acción del láser reactiva y reestablece por lo tanto, de manera totalmente segura e indolora, el correcto funcionamiento de las estructuras implicadas a nivel urogenital, mejorando entre otros también los síntomas asociados a disfunciones urinarias (leve incontinencia por el estrés).

Se inicia un proceso de regeneración de los tejidos que dura algunas semanas, pero la estimulación es inmediata y ya después del primer tratamiento se perciben importantes mejoras.

Los resultados: completa regeneración de los tejidos incluso desde el primer tratamiento

El tejido de la mucosa se vuelve más nutrido, hidratado, el epitelio se vuelve más espeso y se convierte en tónico (rejuvenecimiento vaginal) y menos laxo. Se restablece además, el correcto pH vaginal que favorece el mantenimiento de la barrera natural protectora reduciendo los riesgos de infección.

Un simple tratamiento, con una duración de pocos minutos, que sin dolor y sin efectos colaterales en el período de recuperación, devuelve al tejido la tonicidad y la elasticidad propia de la edad fértil con consecuencias positivas para la calidad de vida y de las relaciones de pareja. Dependiendo de la gravedad de los síntomas se aconsejan de 1 a 3 tratamientos distanciados de 40-60 días y a continuación un tratamiento de mantenimiento anual.

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

 

¿Qué es el tratamiento MonaLisaTouch ®?

MonaLisaTouch® es un tratamiento de rejuvenecimiento vaginal  que mejora el estado de la mucosa que reviste las paredes de la vagina a través de procedimientos mini-invasivos  asistidos por láser. MonaLisa Touch® no es un tratamiento estético, como se piensa cada vez que se habla de “rejuvenecimiento”, porque la acción benéfica del tratamiento “rejuvenece” los tejidos vaginales que recuperan la funcionalidad que habían perdido con el  paso del tiempo.

¿Para qué tipo de mujeres está más indicado el tratamiento láser MonaLisa Touch®?

Para cualquier mujer que quiera prevenir o curar los efectos de una disminución de estrógenos a nivel íntimo (durante la menopausia, o en el postparto, después de un tratamiento antitumoral o debido a trastornos alimenticios como la anorexia). Los síntomas más comunes son sequedad vaginal, laxitud, irritación, dolor durante las relaciones sexuales y leve incontinencia urinaria. MonaLisa Touch® es el tratamiento ideal para quien esté buscando un procedimiento eficaz pero menos invasivo respecto a las tradicionales técnicas quirúrgicas o farmacológicas.

¿Qué tipo de resultados puedo esperarme?

El tejido de la mucosa se vuelve más nutrido, hidratado, el epitelio se vuelve más espeso y se convierte en tónico (rejuvenecimiento vaginal) y menos laxo. Se restablece además, el correcto pH vaginal  que favorece el mantenimiento de la barrera natural protectora reduciendo los riesgos de infección.

Un simple tratamiento, con una duración de pocos minutos, que sin dolor y sin efectos colaterales en el período de recuperación, devuelve al tejido la tonicidad y la elasticidad propia de la edad fértil con consecuencias positivas para la calidad de vida y de las relaciones de pareja.

Mejoría de los síntomas*:

  • Ardor: 84%
  • Picor: 85%
  • Sequedad: 76%
  • Dispareunia: 72%
  • Laxitud: 90%

 *Cortesía del Prof. S.Salvatore – Hospital San Raffaele, Milán (Italia)

¿Es doloroso?

No, el tratamiento no necesita ningún tipo de anestesia. La sensación que se siente es solo de una pequeña vibración.

¿Cuantos tratamientos son necesarios?

Depende de la gravedad de los síntomas. Normalmente se aconsejan de 1 a 3 tratamientos distanciados de 40-60 días y a continuación un tratamiento de mantenimiento anual. Será tu  ginecólogo de confianza, después de una consulta adecuada, el que valore y te aconseje sobre el mejor plano terapéutico para ti.

¿Después de cuánto tiempo es posible retomar la actividad sexual?

Normalmente se aconsejan 3 o 4 días de reposo antes de retomar una actividad sexual regular. Será igualmente, tu médico de confianza el indicado para darte indicaciones más específicas en base al éxito del tratamiento efectuado.

¿Existen riesgos?

No, MonaLisa Touch® es un tratamiento ambulatorio seguro. La mayor parte de las mujeres que lo han probado refiere únicamente efectos colaterales transitorios como un ligero enrojecimiento o una leve tumefacción que normalmente desaparecen con un día o dos de reposo.

¿Cómo transcurre la recuperación?

La mayor parte de las mujeres refiere una leve sensación local después de la aplicación del tratamiento láser y en los días inmediatamente siguientes a la sesión. Muchas afirman haber regresado a su rutina normal de uno a tres días después. Es posible que durante el proceso de curación se te aconseje no levantar peso o evitar algunas actividades particulares como el baño caliente en la bañera y el ejercicio físico: tu médico te dará las indicaciones más específicas sobre los cuidados a adoptar para acelerar la recuperación.

¿Cuánto duran los efectos del tratamiento?

Los resultados son inmediatos, ya después del primer tratamiento y están destinados a mejorar en los meses sucesivos. El proceso de regeneración que se inicia tiene, sin embargo, una duración de 40-60 días tras los cuales es aconsejable repetir el tratamiento.

¿Existen contraindicaciones?

No existen criterios de exclusión absolutos para MonaLisa Touch® solo aquellos que tienen relación con patologías graves tanto locales como sistemáticas. Por lo general, todas las mujeres que sufren de molestias íntimas como sequedad, irritación, prurito o laxitud pueden beneficiarse del tratamiento, pero será tu médico de confianza el que determine tu compatibilidad con este tratamiento.